www.fisioterapiajesusroldan.es
 Contacta con nosotros
 950 326 161
Menu

Artículos

Te encuentras en:  Inicio » Artículos » Epicodilitis o Codo de Tenista
Epicodilitis o Codo de Tenista
Publicado el 30 de Septiembre del 2016 | 865 lecturas | Codo de Tenista

La epicondilitis, también conocida como codo de tenista, consiste en una inflamación de la inserción proximal de la musculatura epicondílea (musculatura extensora de la muñeca).

Se presenta como un dolor en la cara externa del codo, que se puede irradiar hacia brazo o mano, y se produce por un uso excesivo o movimientos repetitivos de extensión de codo o muñeca.

Aunque es una patología característica de los tenistas debido al gesto repetitivo del brazo, cualquier persona que realice trabajos que impliquen movimientos repetidos de antebrazo, codo y muñeca es susceptible de sufrirla.

Valoración del codo de tenista o epicondilitis

Existen varios test fáciles de realizar que si dan positivo, es decir, si aparece dolor, son indicativas de epicondilitis:

  • Chair Test: con el codo en extensión y el antebrazo en pronación, se le pide al paciente que levante una silla.
  • Prueba de Thomson: en la misma posición que el anterior, y con el puño cerrado, se le pide al paciente que haga extensión de muñeca y el fisioterapeuta la resiste.
  • Prueba de Mill: codo en flexión y antebrazo en pronación. El paciente intenta supinar y el fisioterapeuta lo resite.

epicondilitis

Fuente: ISTOCKPHOT/THINKSTOCK

 

Tratamiento de fisioterapia del codo de tenista o epicondilitis

El tratamiento de fisioterapia de la epicondilitis consiste en la aplicación de una serie de técnicas destinadas aaliviar el dolor y conseguir una readaptación funcional de la musculatura. Para ello se puede aplicar:

  • Maniobras de masoterapia para relajar la musculatura
  • Masaje transverso profundo
  • Ultrasonidos
  • Láser
  • Estiramientos de la musculatura epicondílea.
  • Crioterapia en la inserción tendinosa para aliviar el dolor. Es recomendable aplicarla al final de la sesión por la acción analgésica del hielo.

Además de estas técnicas, el paciente debe realizar un reposo relativo de la extremidad para conseguir una recuperación más rápida. Posteriormente, se deben realizar ejercicios de potenciación de la musculatura para evitar futuras recaidas.

Si la evolucion no es del todo satisfactoria, se puede tratar con punción seca y terapia Indiba, técnicas más avanzadas y rápidas que realizamos en nuestra clínica.